Ejercicios de suelo pelvico para las etapas de una embarazada

Embarazo y suelo pélvico ¿Qué relación tienen?

Durante el embarazo, el suelo pélvico funciona como un sistema de sostén y contención para mantener al bebé estable en el vientre materno. Se necesita un buen tono de toda la musculatura pélvica, tanto superficial como profunda, una buena elasticidad de los tejidos y una amplia movilidad articular de la pelvis para que tanto el embarazo como el parto se desarrollen en las mejores condiciones para la madre y el bebé.

Beneficios de fortalecer el suelo pélvico antes del embarazo.

Tener un suelo pélvico fuerte es muy importante para que el embarazo se desarrolle en buenas condiciones. Como sabemos, el bebé crece continuamente y la madre va aumentando de peso, por lo que tener un buen tono de la musculatura pélvica será algo fundamental para sostener y mantener al bebé durante todas las etapas del embarazo. Además, amortiguará las presiones que se crean hacia abajo, aumentando la comodidad y bienestar de ambos.

beneficios ejercicios suelo pelvico embarazo 1

Si tenemos un suelo pélvico fuerte antes de quedarnos embarazadas, generalmente partiremos desde una posición más ventajosa para afrontar con éxito las diferentes etapas de la gestación. Por supuesto, continuar fortaleciendo el suelo pélvico durante todo el embarazo será de gran ayuda para que el parto y la recuperación postparto transcurran lo mejor posible. Del mismo modo, nos ayudará a prevenir incontinencias urinarias y fecales, derivadas de la presión y empuje de la vagina y recto por efecto del peso.

Nuestros especialistas de suelo pélvico en Madrid te ayudarán a aconsejarte sobre cómo ejecutar correctamente los ejercicios de suelo pélvico antes del embarazo.

Ejercicios suelo pélvico preparto

Nuestro objetivo principal siempre debe ser ganar movilidad pélvica para favorecer los movimientos del parto; es decir, disponer de una correcta anteversión y retroversión pélvica. Además, también tendremos que trabajar la movilidad de la cadera y de la zona lumbar. Todo ello va a favorecer que el suelo pélvico esté libre de tensiones y lleguemos al momento del alumbramiento en unas condiciones óptimas.

Ejercicios para fortalecer el suelo pélvico durante el embarazo

Partimos de la base que la prescripción de ejercicios de suelo pélvico tiene que hacerse de forma individualizada, acorde al estado de cada mujer en el momento del embarazo. No debemos adoptar tablas de ejercicio genéricas por el riesgo que puede suponer para la madre y el bebé. Lo ideal es que un profesional sanitario realice una valoración previa para descartar complicaciones.

Normalmente, los ejercicios se centran en aquellas zonas que la paciente necesite mejorar. Sobre todo, es importante fortalecer el suelo pélvico, realizando ejercicios para aumentar la elasticidad de toda la pelvis y ganar amplitud articular en sacro, zona lumbar y cadera. También se debe trabajar la flexibilidad de toda la cadena posterior de miembros inferiores (gemelos, isquiotibiales y glúteos) y de toda la espalda, ya que tiene que soportar mayor peso. En líneas generales, se debe valorar y trabajar la postura de todo el cuerpo en su conjunto.

ejercicios suelo pelvico preparto

En nuestras clínicas, normalmente trabajamos con pilates y ejercicios funcionales. Lo más importante para nosotras es que la madre se sienta cómoda y que los ejercicios se adapten a ella y a su estado, y no que ella se adapte a ejercicios preestablecidos.

¿Cuándo debo comenzar con los ejercicios de suelo pélvico para embarazadas?

Por precaución, antes de los tres meses de embarazo no recomendamos comenzar a trabajar con ejercicios. A partir de esa fecha, y como hemos visto anteriormente, será conveniente y saludable, aunque siempre recomendamos recabar la opinión del ginecólogo antes de su inicio. Según la semana o mes en el que se encuentre la madre, su estado y otras variables, se irán introduciendo nuevos ejercicios y formas de trabajar el suelo pélvico.

Precauciones previas al parto

Debemos tener cuidado con los pesos, intentando activar bien toda la musculatura del suelo pélvico antes de cogerlos. También debemos evitar las malas posturas de columna, ya que es una parte del cuerpo muy exigida durante el embarazo. Atención a los ejercicios de impacto, porque el suelo pélvico sufre mucho, sobre todo si no está tonificado. Tampoco debemos permanecer mucho tiempo en posiciones sedentarias debido a que se crea mucha rigidez en el cuerpo, y precisamente lo necesitamos libre de tensiones para que los movimientos del parto se desarrollen de la mejor forma posible.

Ejercicios de suelo pélvico posparto

Una vez que demos a luz, será necesario que un fisioterapeuta valore el estado de nuestro suelo pélvico y pelvis, y, a partir de ahí, elabore un plan de tratamiento primero (nosotras, por ejemplo, solemos combinar tratamiento manual, biofeedback e INDIBA) e ir introduciendo ejercicios personalizados después, cuando se alcance un nivel óptimo para realizarlos adecuadamente. Es importante recuperar el tono de la musculatura de suelo pélvico, así como la estabilidad de la pelvis y trabajar a nivel a nivel postural de una forma global. Todo ello podemos trabajarlo con pilates, hipopresivos y ejercicios funcionales.

ÁNGELA VÍRSEDA GARCÍA

OSTÉOPATA POR LA FBEO Especialidades: Fisioterapia deportiva, Pediatría (Patologías digestivas y craneales del lactante), Terapia miofascial, Punción seca, Pilates, Kinesiotaping, Reeducación Postural Global (RPG), Ejercicio terapéutico, Drenaje linfático, Drenaje linfático manual especializado en lipedema y linfedema.