INDIBA PARA MEJORAR LA PIEL, ¿POR QUÉ ES TAN EFICAZ?

La tecnología Indiba, reconocida en diferentes ámbitos de la medicina y el deporte por ser una herramienta fundamental para rehabilitar y prevenir lesiones, es de gran utilidad también para mejorar patologías y alteraciones de la piel.

Indiba transforma la electricidad que toma de la red doméstica en energía de radiofrecuencia. Tanto la radiación que produce como su potencia son totalmente seguras para su uso médico y estético, cumpliendo con todos los estándares y normas de seguridad vigentes en la Unión Europea.

La radiofrecuencia generada por Indiba se desplaza en forma de ondas electromagnéticas. Estas ondas, al encontrase con el cuerpo, lo calientan de tal modo que estimulan la producción de proteínas en el tejido subcutáneo en una proporción óptima para mejorar la piel. Su eficacia se debe a varios factores, como la frecuencia de la radiación generada, su estabilidad y su propagación entre las diferentes capas de la piel humana.

Los resultados y beneficios en la piel se pueden aplicar tanto a nivel facial como corporal.

INDIBA FACIAL

Indiba mejora la calidad de la piel y reduce la mayoría de signos del envejecimiento en el rostro: hipotonía del óvalo facial, arrugas, líneas de expresión, bolsas oculares, falta de luminosidad o deshidratación.

Con la edad, la flacidez de la dermis aumenta debido a la pérdida de colágeno. El efecto fisiológico que conseguimos con Indiba precisamente es la estimulación en la producción de esta proteína. Es decir, con su uso minimizamos los efectos que provoca una pérdida paulatina de colágeno en la piel. Aunque los resultados del tratamiento suelen notarse desde la primera sesión, cada caso es distinto y la efectividad variará en función de la calidad de la piel de cada persona y de la continuidad del tratamiento.

El número de sesiones mínimas se puede determinar en la valoración inicial. Una persona joven es probable que necesite entre 3 y 5 sesiones, mientras que otra de edad más avanzada, con mayor hipotonía o debilidad muscular, deberá realizarse al menos 10 sesiones para lograr resultados óptimos.

Las sesiones de Indiba Facial que realizamos en nuestras clínicas tienen una duración de 55 minutos. Son indoloras y placenteras, notando una sensación agradable de calor y de hiperemia en el tejido. Lo ideal es venir con la cara limpia y sin maquillar, aunque siempre comenzaremos limpiando la piel para que el tratamiento sea más eficaz.

Indiba Facial EstudioFisio

INDIBA CORPORAL

Indiba es de mucha utilidad también para mejorar el tono y calidad del tejido de nuestro cuerpo, ya sea para reducir los signos de envejecimiento corporal, mejorar la apariencia de cicatrices, favorecer la regeneración en cesáreas e intervenciones quirúrgicas, reducir edemas e inflamación o disminuir los signos visibles de la celulitis.

Podremos conseguir un abdomen más firme y terso gracias a la aceleración de la circulación, mejora de la elasticidad cutánea y al efecto drenante que genera el uso de Indiba.

Además, en el tratamiento de las cicatrices los resultados son palpables y visibles desde la primera sesión, favoreciendo la cicatrización al despegar los tejidos que permanecen con posibles adherencias y al disminuir la inflamación y edema alrededor de la cicatriz, mejorando ostensiblemente su aspecto.

Los beneficios del tratamiento en la celulitis (conocida científicamente como paniculopatía edemato-fibro-esclerótica) son también evidentes desde las primeras sesiones. Se percibe una mejora en el aspecto y textura de la piel de las zonas afectadas gracias al incremento de la microcirculación, facilitación de la lipólisis y reducción de las adiposidades que se consigue con la aplicación de esta tecnología.

Es preciso aclarar que, aunque mejora su aspecto, Indiba no elimina la celulitis. Existen otros factores o circunstancias que predisponen a que una persona sufra celulitis, como: dietas ricas en sal y pobres en fibra, sedentarismo, llevar ropa ajustada y zapatos de tacón alto, el mantenimiento de la posición durante largos periodos de tiempo, tabaco y alcohol, trastornos emocionales, alteraciones hormonales, metabólicas, circulatorias, ginecológicas, renales y gastrointestinales, ciertos fármacos o el embarazo, entre otros.

Aunque dependen de diferentes factores y existen fuertes variaciones entre personas, se suelen necesitar unas 5 sesiones para comenzar a notar los cambios y entre 10 y 15 sesiones para alcanzar la máxima mejoría. Respetar la duración del tratamiento y frecuencia entre sesiones que determine la profesional sanitaria es muy importante para alcanzar los resultados esperados. Además, es probable que también indique pautas y rutinas a seguir, de aplicación en el día a día, para facilitar su consecución.

Pide cita Ahora

Indiba Corporal EstudioFisio

CONTRAINDICACIONES EN EL USO DE INDIBA FACIAL Y CORPORAL

  • Es incompatible si el paciente se ha sometido a ciertos tratamientos estéticos. Para algunos de ellos, el tiempo mínimo necesario desde su realización hasta el uso de Indiba puede ser de entre tres y seis meses. Consúltanos para más información.
  • No es apto para mujeres embarazadas.
  • No es apto si presenta infecciones o heridas abiertas en la piel.
  • No existe contraindicación si el paciente tiene alguna prótesis o implante dental.

Por último, aunque no es una contraindicación como tal, ocasionalmente, algunos pacientes pueden presentar sensibilidad al tratamiento en la piel, mostrando rojeces o marcas. Generalmente, puede subsanarse ajustando los valores de Indiba. Con el fin de disponer de las máximas garantías, es muy importante que el tratamiento lo valore y realice un profesional sanitario colegiado que disponga de formación específica en el uso de Indiba para aplicaciones dermatofuncionales faciales y corporales.

Leticia Martínez Escribá

Fisioterapeuta colegiada Nº 9527 por el Ilustre Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid y Osteópata por la UAH.